30 jun. 2014

El (a veces olvidado) concepto de "fill" en música

El concepto "fill" (rellenar en inglés) hace referencia en la música moderna a un pasaje musical de corta duración situado en una canción en aquellos espacios en los que no hay melodía. Se podría hablar de "un solo muy corto" desprovisto de carácter intrusivo. Los realizan por lo general instrumentos como el piano o la guitarra, también los instrumentos de viento como el saxofón o la trompeta y, eventualmente, la batería (aunque el fill de la batería puede tener otras connotaciones añadidas en una canción). 


El fill se utiliza, por tanto, para rellenar espacios relativamente "vacíos" en un tema, pero no solo eso, también se utilizan para embellecer y crear un mayor interés musical en éste. Suele ir al final de una frase de la melodía o en la transición entre dos partes de una canción. Tiene la intención de crear una tensión, de añadir atractivo a esas partes del tema que se quedan en una especie de "stand by".
En cualquier caso, y aunque el fill supone una pequeña ruptura en la secuencia del tema, el tempo no debe cambiar. Un aspecto importante es que la continuidad de la música no puede sacrificarse a la técnica del fill. (Wikipedia)

Buscando información sobre este concepto la verdad es que me he quedado sorprendida de lo poco que encontrado para lo importante que me parece. De hecho, cuanto más canto en directo más consciente soy de su importancia, y dado que el formato en el que toco es tan minimalista, el fill se tercia como un elemento básico para darle más sentido y mayor interés a las covers que interpretamos.

He encontrado sobretodo muchas referencias sobre técnica de fills para batería, algo para piano y guitarra y, en su mayoría para música electrónica, pero casi nada para Jazz por ejemplo, salvo esta frase de la Wikipedia:

En algunos estilos como el Jazz, los músicos tienen libertad para improvisar distintos fills cada vez que tocan una misma pieza. En otros tipos de música, tales como el Bluegrass, los músicos suelen usar simplemente escalas ascendentes o descendentes como fills. En algunos casos los fills están escritos como parte de la canción.

En Big Band esos fills están por norma escritos, según el arreglista con más gracia o menos, pero no hay hueco en una partitura escrita para Big Band en el que haya ese "vacío" que a mi se me hace tan incómodo a veces cuando toco en directo. Es una cuestión de técnica, si, pero también de sentimiento creo yo.

El interés y la necesidad del fill radica en varias cosas:

- Anticipa cambios en la canción
- Da dinamismo a una sección del tema que de otro modo sería demasiado estática (sin interés)
- Introduce tensiones en el tema
- Suavizar un cambio brusco de dirección de la canción
- Embellece sutilmente una obra

En definitiva, no tienen la intención de destacar ni de llamar la atención sobre el resto de la obra pero son determinantes para comple(men)tarla. Son los pequeños matices que realmente muestran lo bien que un músico entiende el arte de construir una canción

Para terminar el post os dejo un ejemplo, para mi gusto muy ilustrativo de este concepto de los fills, de la gran Ella Fitzgerald. Mientras ella canta, los fills los hace el piano primero (en la parte A), después el coro que la acompaña (en la parte B) y para rematar es ella misma la que hace los fills cuando canta el coro, por supuesto ¡con su arte habitual!


No hay comentarios: