8 mar. 2011

Clara Zetkin

Por pura casualidad, como todo lo que me sucede desde que vivo aquí en Berlín, conocí hace unos días de la existencia de esta mujer, de nombre de soltera Clara Eissner. Vi una placa con su nombre, investigué y descubrí a una gran persona. Puede que su aportación más notable a nivel popular sea su empeño (y consiguiente logro) en que el 8 de marzo se fijara como el "Día de la mujer" (Día de la mujer trabajadora o Día internacional de la Mujer). 


Pero sus logros van más allá. Luchó por la igualdad de derechos, entre ellos, el derecho al voto para las mujeres. De claras convicciones antibélicas y pese a ser encarcelada en varias ocasiones, se opone frontalmente a la I Guerra Mundial. Y, más adelante, cuando llega en 1932 a la presidencia del Reichstag como miembro de más edad, se enfrenta sin tapujos a los ideales políticos de Hitler. 

Consideraba que la emancipación de la mujer era un punto clave para abandonar definitivamente la servidumbre a la que ésta estaba sometida. No solo eso, debía tomar conciencia de la importancia de su participación en la vida política, de la necesidad de ser autónoma y crítica con la sociedad.

Clara Zetkin. Valiente y comprometida. Inteligente y pacífica. Feminista y trabajadora. 


No hay comentarios: