11 dic. 2010

Cambios

Cambio de ciudad, de país, de lengua y costumbres, de clima, de conocidos y desconocidos, de trabajo... todo ha cambiado de un año a esta parte. Por ello, en justicia, creo que también debería hacerlo este blog que tengo abandonado desde hace tanto tiempo. 

Que el título no os engañe. Si, soy cantante, pero a partir de ahora me propongo escribir de todo lo que sucede a mi alrededor, que no es poco. 

Mi frase estrella "La música es mi profesión y con lo demás me gano la vida" ha dejado de tener sentido pues, prácticamente, ahora solo me dedico a ella, lo cual es maravilloso. No obstante, mi decisión de dividir mis energías en otras tantas facetas no ha sucumbido al encanto y embrujo de las tablas. Por fortuna, tengo tiempo para hacer más cosas. 

Llegar a Berlín supuso para mi un "empezar de cero" que llevaba persiguiendo mucho tiempo. Necesitaba tener la sensación de un ansiado cambio de look y de la compra de unos zapatos nuevos simultáneamente pero elevada a la enésima potencia. La tuve. De hecho, la sigo teniendo.

Berlín me esperaba, yo la anhelaba. Al llegar no extrañé apenas nada. Parecía que regresaba a un sitio conocido. Y aquí sigo tras casi diez meses, sin intención de volver a mi pueblo, por ahora... sigo en mi incesante búsqueda de trabajo, a veces cayendo en la desesperación y otras veces dejándome arrastrar un poco por la tristeza pero, la mayoría de las veces, con la certeza de que persistiendo conseguiré lo que me proponga. 



No hay comentarios: